La alteración humana en los océanos
Encubierto por el contexto de pandemia actual, el deterioro de los océanos ha incrementado significativamente en los últimos años debido al impacto de las actividades humanas: el uso indiscriminado de los recursos naturales, el aumento de desechos plásticos, la pesca ilegal, las prácticas de acuicultura insostenibles, la destrucción del hábitat de las especies exóticas y las emisiones de gases de efecto invernadero que han contribuido al avance del cambio climático y la acidificación de los océanos, amenazando con alterarlo y vaciarlo.

En anteriores posts de nuestro blog, hablábamos de la importancia de minimizar el impacto ambiental mediante la recuperación de aguas residuales industriales y cuáles van a ser las tendencias de este año 2021 en el sector hídrico. Es por eso que hoy os traemos otro de los retos en los que DAGA, gracias a sus soluciones con el ciclo del agua, quiere concienciar a la sociedad.
 

Corrientes y clima

Es muy oportuno, por tanto, destacar que los océanos no solo son el elemento esencial y central de la vida en nuestro planeta, sino que también son los grandes reguladores del cambio climático. Una de las claves de este cambio yace en la circulación global profunda, también conocida como la cinta transportadora global, una gran corriente que alcanza regiones abisales de todos los océanos del planeta.

Esta corriente planetaria se origina en aguas superficiales a altas latitudes en el Atlántico Norte y alrededor del continente antártico, donde en pocas semanas se produce la inyección de 1.500 billones de metros cúbicos de agua hacia las profundidades del océano. 
 

Consecuencias de nuestra actividad

Entre todas las actividades que afectan a los océanos y a su ciclo de vida natural, la contaminación por plásticos es una de las amenazas más grandes. De hecho, en DAGA somos conscientes de esta necesidad y de la importancia de los modelos de gestión de infraestructuras más eficientes.

Los efectos que esto produce en el medio ambiente son duraderos y afectan a la salud de los ecosistemas marinos. Muchas especies consumen estos desechos plásticos o sufren por la incrustación de alguno de estos elementos que se encuentran en el agua. Un ejemplo para representar la gravedad de esta situación es en el océano Pacífico, dos islas de plásticos con dimensiones que se estiman entre 700 000 km² y 15 000 000 km², creadas principalmente por los desechos que son arrojados al mar.
 

El impacto humano

La huella que dejan nuestras actividades como seres humanos afectan diariamente a la mayoría del océano, a las especies marinas y terrestres, al igual que a nosotros mismos. Los océanos han resistido hasta ahora pero no son renovables; tienen un límite y nos encontramos en una situación difícil de revertir. 

El descongelamiento de glaciares, las altas temperaturas en los mares, los huracanes, los ciclones... etc. afectan a la estabilidad y calidad de una persona y de todos los ecosistemas, por eso nos obliga a tomar decisiones urgentes para mitigar todos los efectos negativos que pueda padecer. 
 

Aguas con menos oxígeno y más ácidas

En consecuencia a la alteración del clima, las aguas residuales también tienen su parte negativa en este episodio. A los factores físicos que controlan el clima se les une la autorregulación del planeta vivo en continua evolución hacia un estado optimizado.

Un ejemplo de interacción entre clima y vida son el control del dióxido de carbono mediante cambios en producción primaria y la influencia del plancton marino en la formación de nubes.

Los océanos también han incorporado alrededor del 40% del dióxido de carbono antropogénico emitido a la atmosfera, ocasionando una acidificación significativa. Como consecuencia, han disminuido las profundidades de saturación de calcita y aragonita, lo que reduce las regiones donde pueden crecer los organismos calcáreos.
 

DAGA y su compromiso con la sostenibilidad

Con más de seis décadas de experiencia, DAGA lidera el desarrollo de equipos para el tratamiento de aguas residuales (EDAR), equipos para la filtración y desbaste de agua de regadío y equipos de tratamiento de efluentes industriales.

Nuestro catálogo de productos refleja los valores de un grupo industrial comprometido con el medioambiente y, en particular, con el ciclo del agua.

Descubre más información relacionada con el sector, en nuestro blog.
Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información
Configuración