El ANR y la importancia de modelos de gestión de infraestructuras del agua más eficientes
En un momento en el que conseguir la máxima sostenibilidad en el sector del agua y saneamiento se ha convertido en una meta vital, resulta interesante (y necesario) indagar en algunos conceptos relacionados con la gestión del ciclo integral del agua

En este nuevo artículo del blog de DAGA, nos detenemos a saber un poco más sobre el ANR
 

¿Qué es el ANR?

ANR es el acrónimo de Agua No Registrada y hace referencia al principal indicador del rendimiento de un sistema de abastecimiento de agua, dentro del marco de desarrollo en sus áreas de competencia.

Opuestamente, el concepto de Agua Registrada (AR) recoge el consumo tanto de particulares (domésticos, industriales, comerciales e industriales), como públicos (riego de parques y jardines, suministro a bomberos y abastecimiento de fuentes).

Aunque, dependiendo del uso que se dé al ANR puede expresarse de distintas formas, mayoritariamente se toma como porcentaje respecto al volumen total de agua abastecido. De este total, el ANR representa la suma de las pérdidas de agua (aparentes y reales) y el consumo no autorizado (fraudes en la medición, imprecisiones en los medidores…). 
 

El control del Agua No Registrada

A inicios del 2020, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) publicaba el «Estudio sobre los servicios de abastecimiento y saneamiento de agua urbana en España». Entre muchos otros datos interesantes, en él se reflejaba el porcentaje de ANR en los municipios del país, que ha oscilado en torno al 25% desde 2007.

Además, la CNMC destacaba que la mayor parte de ANR se correspondía con las pérdidas reales que se registran en la red de distribución (fugas, roturas y averías en la red de distribución). La solución obvia – aunque compleja en ejecución – es que los principales actores del sector, las compañías gestoras, encaminen sus esfuerzos en conseguir aumentar el registro de los consumos registrables y, consecuentemente, a disminuir los consumos no registrables.

Como apuntan los expertos, reducir el Agua No Registrada mediante el aumento de Agua Registrada permite recuperar m3 de agua a precio de venta y, por lo tanto, produce una subida de ingresos. Para conseguirlo, hace falta contar con medidores en todas las tomas de agua, detectar la falta de ellos y los fraudes. Además, añaden, de la necesidad de controlar el ANR directamente a través de la disminución. Algo que aumenta la sostenibilidad del sistema y suma en la lucha contra el cambio climático. 
 

DAGA, una apuesta firme por la eficiencia

Con la misión de optimizar la capacidad de las depuradoras y de plantas en regadíos o industrias internacionalmente, DAGA lleva más de seis décadas desarrollando equipos para el tratamiento de aguas residuales (EDAR), equipos para la filtración y desbaste de agua de regadío y equipos de tratamiento de efluentes industriales.
Los clientes de la compañía encuentran en DAGA soluciones que les permiten una gestión eficiente del agua, la personalización de sus soluciones y asesoramiento técnico. Algo que va en línea con los valores de la pasión por la excelencia, la sostenibilidad medioambiental, la lealtad con los empleados y orientación al usuario.

Lee más artículos como éste en el blog de DAGA.
Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información
Configuración