Regenerar y reutilizar las aguas residuales de la industria petroquímica es posible
Que el agua dulce es uno de los recursos naturales que sufre un gran desajuste entre disponibilidad y demanda y que se encuentra cada vez más bajo condiciones de estrés no es ninguna novedad. O, al menos no debería serlo. La escasez de agua afecta al menos al 11% de la población en Europa y al 17% del territorio. Las zonas con escasas precipitaciones y grandes poblaciones padecen el estrés hídrico con frecuencia, al igual que las áreas con intensas actividades agrícolas e industriales (dos de los sectores que más agua consumen, respectivamente), además del sector turístico. 

Entrando más en detalle, dentro del sector industrial, la industria petroquímica es un importante consumidor de agua. A nivel europeo, es responsable de la generación de 1.750 millones de metros cúbicos de aguas residuales al año. Una cifra que representa una notable huella ambiental pero que parece tener remedio. 
 

Proyecto LIFE REWATCH, encontrando la solución desde Tarragona

En septiembre de 2016, el centro tecnológico Eurecat empezó a coordinar el proyecto europeo LIFE REWATCH en una de las plantas de producción que DOW Chemical Ibérica tiene en Tarragona. En ella, ha estado probando a escala piloto un nuevo sistema para el tratamiento de las aguas residuales generadas a partir de la actividad de la industria petroquímica y la reutilización de éstas en el mismo sector.

El “esquema innovador” que propone REWATCH, es un esquema de reutilización in situ que incluye cinco tecnologías diferentes. Estas tecnologías son: 
  1. Pretratamiento fisicoquímico.
  2. Un reactor de biofilm de lecho móvil (MBBR).
  3. Ultrafiltración (UF).
  4. Ósmosis inversa (RO).
  5. Desionización de agua utilizando resinas de intercambio iónico (IER). 

Se trata de un esquema de tratamiento muy versátil, pues está diseñado para que las aguas residuales pueden ingresar en cualquier punto del tren de tratamiento en función de su composición inicial y el agua regenerada también puede salir después de cada paso del tratamiento en función de la calidad del agua obtenida.
 

El cambio en el tratamiento de las aguas residuales de la petroquímica, más cerca

Según los tempos marcados inicialmente, está previsto que el proyecto finalice en diciembre de 2020. El pasado mes de julio, en su web podía leerse que LIFE REWATCH estaba ya ejecutando el prototipo con todo el tren de tratamiento

Al finalizar, se espera haber encontrado la forma de reducir la extracción de agua de las plantas petroquímicas europeas; disminuir la descarga de aguas residuales de ésta; reducir el consumo energético total relacionado con el ciclo del agua; y, finalmente, sumar en la lucha contra el cambio climático. 

Según los cálculos de los investigadores, si este mismo esquema de tratamiento y de reutilización testado a través de LIFE REWATCH se pudiera implementar en todas las industrias petroquímicas dedicadas a la fabricación de ciertos productos en Europa, se podría reducir en 3,5 millones m3 la demanda de agua. Con ello, consecuentemente, aumentaría, a la vez, la disponibilidad de recursos hídricos.


¿Te ha gustado este artículo? Accede al blog de DAGA y descubre más informaciones y noticias de actualidad relacionadas con el sector del tratamiento de aguas.
Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información
Configuración