La revolución tecnológica como fórmula de éxito en los regadíos españoles
El riego es la labor agrícola que está incorporando con más intensidad la digitalización y el uso de nuevas tecnologías a la gestión diaria de las explotaciones, con un impulso muy importante desde las distintas comunidades regantes.

Actualmente, en DAGA trabajamos para ofrecer soluciones efectivas para la filtración de grandes caudales de agua antes de los hidratantes, un sistema que, junto al sistema circular hoy conocido como pivote central, empezó a ser usado a finales de los años 40 por un agricultor americano. 

Esta revolución empieza por las enormes economías de mano de obra que hay en el campo, para así poder conseguir un mayor rendimiento de los cultivos y una elevada seguridad de cosecha, mayor eficiencia en el uso del agua y un ahorro en energía y productos agroquímicos. Además, de esta forma, se irrigan terrenos que difícilmente podrían ser regados usando otros métodos.
 

Más eficiencia, rentabilidad y sostenibilidad

El campo necesita una reducción del consumo energético, por innegables motivos de rentabilidad y optimización del uso del agua. Ante los retos del cambio climático y la obligación de compartirla con otros sectores productivos, aparece la variable de la innovación que, frente a estas necesidades, ofrece la oportunidad de avanzar con rapidez para alcanzar un manejo en equipos y sistemas de gestión más eficiente y sostenible.

Este proceso de renovación intensa que viven los regadíos españoles se ha ido acelerando en los últimos años, donde ha sido clave la modernización de cientos de miles de hectáreas gracias a algunos equipos y tecnologías que contribuyen a esa mejora en el uso del agua. 

Dentro de este circuito, el tratamiento de aguas residuales es clave, ya que permiten cultivar grandes superficies de una forma muy eficiente; en DAGA contamos con más de 60 años de experiencia en soluciones para la filtración y desbaste de agua de regadío. 
 

Gran desarrollo de sistemas de regadío

El patrón de riego en círculo de los pivotes centrales no coincide con la forma de la mayoría de los predios agrícolas. Este sistema se caracteriza por la importancia de pivotes centrales que reciben el agua mediante una tubería metálica y que se distribuye gracias a sus aspersores.

Por otro lado, también se están desarrollando varios casos de éxito tanto en España como en otras zonas del mundo. En este caso, consolidando un amplio mercado en los sectores de depuración de aguas residuales (EDAR), en la filtración y desbaste de aguas de regadío y en los sectores industriales con grandes caudales de agua. 

Otro tipo de filtro que se está instalando cada vez más es el tamiz para regadíos, que trata de un conjunto de tamices verticales para la filtración de residuos finos que constan de paneles móviles de malla cuadrada de cadenas. Estos equipos automatizados, están fabricados de acero inoxidable y esta diseñada para la retención de residuos sólidos que son extraídos a través de peines rascadores.

DAGA destaca en este sector, gracias a la creación de una red de partners formada por ingenierías de proyecto que dio paso a la internacionalización y que actualmente se comercializa a más de 30 países.
Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información
Configuración