Cómo el tratamiento de las aguas residuales puede ayudar a las regiones áridas en el regadío de cultivos
¿Pueden ser las aguas residuales la fuente principal de agua para el regadío de cultivos? El proyecto de investigación e innovación MADFORWATER, financiado por el programa Horizon 2020 de la Unión Europea, parece haber encontrado la respuesta a esta pregunta con éxito. Y lo ha hecho gracias la construcción de cuatro plantas piloto en tres países africanos del Mediterráneo: Marruecos, Túnez (con dos plantas) y Egipto. 

Iniciado en 2017, y ahora con su segunda fase en marcha, el proyecto adaptó a escala de laboratorio tecnologías para el tratamiento de aguas residuales y el riego con el objetivo de integrar efectivamente estos dos tipos de aguas. 
 

Adaptación, gestión e integración

El concepto MADFORWATER se basa en una interacción continua y sinérgica entre cuatro áreas principales: el suministro, la demanda, la adaptación y la integración. Dichas áreas o campos se representan en un esquema en el que el suministro y la demanda son los campos verticales. Estos consisten en el desarrollo de soluciones tecnológicas y no tecnológicas para reducir la vulnerabilidad del agua y el impacto de la escasez de agua en la agricultura, al aumentar la cantidad de agua disponible con calidad de riego (suministro) y reducir la cantidad de agua consumida en la agricultura (demanda).

El tratamiento de aguas residuales (aumentar la cantidad de agua de calidad disponible para el riego) y el riego (mejorar la reutilización de las aguas residuales para el riego y la eficiencia del consumo de agua en la agricultura) son los dos pilares del proyecto. Trabajando en una de las zonas más áridas del mundo, las soluciones se adaptaron para que fueran técnica y culturalmente apropiadas dentro del contexto medioambiental y socioeconómico de los países elegidos. A través del uso de tecnología a medida, herramientas de apoyo a la toma de decisiones y estrategias de gestión de agua y de las tierras se facilita toda integración. 

Las plantas piloto procesan y utilizan las aguas residuales municipales, las aguas de los canales de drenaje y las aguas residuales de la industria textil. Para decidir las tecnologías que se aplicarían en MADFORWATER, se tuvieron en cuenta su rendimiento técnico, un análisis de costes y beneficios, su ciclo de vida y observaciones surgidas en distintos talleres de consultas de las partes interesadas. Tras desarrollarlas y adaptarlas durante los dos primeros años del proyecto, en la actualidad, estas tecnologías para el riego y el tratamiento de aguas residuales se están optimizando sobre el terreno. 
 

¿Beneficios extrapolables para el tratamiento de aguas residuales en todo el mundo?

MADFORWATER no sólo está permitiendo comprobar lo que supone mejorar la seguridad hídrica para el riego, también está demostrando la rentabilidad de las tecnologías que aplica (bajo consumo de energía para tratar las aguas residuales y gran eficiencia en el consumo hídrico de las tecnologías de riego). Y lo está haciendo en la región MENA (Oriente Próximo y África del Norte), la zona más seca del mundo, que cuenta con apenas el 1% de los recursos de agua dulce del mundo. 

En este escenario, el objetivo es ayudar aportar avances que permitan superar de forma sostenible los difíciles desafíos planteados por la constante escasez de agua, el crecimiento demográfico y el cambio climático. Y, si se está consiguiendo hacerlo partiendo en unas circunstancias como en las que se encuentran los países elegidos, es posible que otros países, incluso de zonas desarrolladas, puedan seguir el ejemplo. 

Y es que, en definitiva, el proyecto MADFORWATER ha marcado el camino de cómo las aguas residuales procedentes de varias fuentes, tratadas, pueden utilizarse para regar los cultivos de una forma eficiente desde el punto de vista hídrico. Por el momento, las pymes que participan en el están desarrollando planes de negocio para aplicarlos en países de la región MENA, pero también trabajan en directrices para la adaptación en diferentes contextos.

Entre la cartera de servicios de DAGA se encuentran los equipos para la filtración y desbaste de agua de regadío. Tras más de 60 años de experiencia, la compañía se ha consolidado en un referente en soluciones de Smart Water Management desarrolladas dentro de un marco de gestión integrado de calidad, medioambiente. Seguridad y salud. 
Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información
Configuración cookies