Técnicas de regadío de hoy en día

La agricultura de regadío es la labor de riego que consiste en el suministro de agua a los diferentes cultivos por diversos métodos de regadío. El regadío deja huella en muchos aspectos para la sociedad y el medio ambiente, por ello, es importante que sea eficiente y tecnificado dado que es uno de los principales actores del cambio del paradigma agroalimentario. A continuación, destacamos las principales técnicas de regadío en la agricultura:
 

Riego por aspersión

Es uno de los métodos más utilizados, este consiste en empapar el cultivo como si cayeran gotas de lluvia. Esta técnica es muy recomendable, ya que permite ahorrar agua, sobre todo si se hace durante las horas de nocturnidad. También es recomendable para terrenos con grandes extensiones, planos y sin corriente de aire.

Riego por goteo

Esta técnica se caracteriza por ser un sistema de riego localizado, de micro irrigación o micro riego y que permite cubrir las necesidades hídricas que toda planta requiere para su desarrollo. Además, filtra el agua en la tierra directamente. Este método se puede implantartanto en terrenos planos como ladeados. Una de las ventajas de este tipo de riego es que permite un ahorro de agua considerable.
 

Riego por inundación

Para poder implantar este sistema, el terreno debe ser completamente horizontal para garantizar así una distribución totalmente equitativa del agua. Este es el método más recomendado para cultivos como, por ejemplo, el del arroz.
 

Riego por fajas

Para que el agua pueda llegar a todos los puntos del terreno y que se riegue uniformemente, el terreno deberá tener una pequeña inclinación. El riego por fajas es un método en el cual se realiza una división en franjas rectangulares estrechas separadas entre ellas. En este caso, la planta queda cubierta por el agua a la hora del riego.
 

Fertirrigación

Este procedimiento es uno de los más novedosos en la agricultura. Con la fertirrigación se puede distribuir los minerales y el agua necesaria para los cultivos al mismo tiempo. La gran diferencia entre otros sistemas de riego es la aplicación de abonos disueltos en el agua de riego a los cultivos.


Antes de escoger la técnica de regadío, existen diversos factores que hay que tener en cuenta, como por ejemplo la topografía del terreno, el tipo de cultivo, la disponibilidad del agua y el coste de instalación, entre otras. Es importante tener en cuenta estos aspectos para poder aprovechar el agua y la técnica de regadío de la mejor manera.

Ventajas del regadío

Existen multitud de ventajas para la utilización de regadío, entre ellas se encuentran:

  • Fácil de instalar y manejar;
  • Control de hierbas;
  • Mayor producción de alimentos;
  • Riego continuo;
  • Menor consumo de energía;
  • Eficiencia hídrica;
  • Ahorro del agua.

En conclusión, la agricultura de regadío se basa en la contribución a la producción final y al comercio de productos agrícolas y al desarrollo agroalimentario. En definitiva, es vital para el desarrollo óptimo de los cultivos.
 
DAGA, líderes en soluciones innovadoras para el regadío

En DAGA trabajamos para asegurar el mejor tratamiento de aguas y apostamos por la innovación en nuestros sistemas de filtración y desbaste de agua de regadío. Con más de 60 años de experiencia, trabajamos para ofrecer soluciones innovadoras para el regadío y otros sectores de la industria hídrica.

Si quieres más información sobre el tratamiento y la calidad del agua y de nuestro compromiso con el medio ambiente, te animamos a que visites nuestro blog.
 
Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información
Configuración