La economía circular, el agua y la reutilización
El principio de la economía circular consiste en el sistema de producción y consumo basado en la reutilización y aprovechamiento de materiales usados durante el resto de los procesos en la creación del producto final, para otorgarle un valor añadido y obtener un ahorro económico y energético significativo.

Respecto al sector del agua, la economía circular se centra en plasmar el ciclo hidrológico natural, que incluye la evaporación del agua, la precipitación en forma de lluvia y la incorporación de nuevo a los mares y ríos de procedencia, con el fin de optimizar los procesos de producción, tratamiento y abastecimiento y conservar el uso del agua proporcionándole un segundo uso o alargando su vida útil.

Sin embargo, la Unión Europea augura la necesidad de utilizar este modelo a nivel mundial por los altos índices de contaminación del planeta, lo que supone una alteración en el cambio climático y en el ciclo natural del agua, agravado por la sobreexplotación y extracción de recursos del medio ambiente por parte del ser humano.

Hoy en DAGA hablaremos de los fundamentos básicos que rigen la economía circular y los múltiples beneficios que aporta al planeta, incluyendo la propia Estrategia Española de Economía Circular que España está llevando a cabo.
 

Sectores implicados y líneas de actuación

Según el Pacto Verde Europeo de emergencia climática, los pasos a seguir para alcanzar el modelo de economía circular en todos los negocios y países consiste en generar una política de comunicación global coherente y exigente con las fases por las que pasa un producto: reducir, reutilizar, reciclar y recuperar.

Distintos sectores de la industria están afectados bajo dicho modelo. El más destacable es el sector de la construcción, el cual genera el 40% de recursos y residuos, por lo que se recomienda implementar el uso de energías renovables y las materias primas secundarias desechables, para su futura recuperación y reciclaje.

El siguiente ámbito que requiere unas medidas de actuación es la agroalimentación, consumidor de más del 70% del volumen de agua en España, por lo que se plantea fomentar la rotación de cultivos en función de la fertilidad y condiciones de las tierras de cultivo, para reducir al máximo el gasto innecesario durante el riego y control de las plantaciones gracias a los sistemas de depuración y reutilización del agua.

La industria manufacturera y textil tampoco se queda atrás en el proyecto hacia una economía productiva y sostenible. La Comisión Europea ya ha advertido que en 2025 será obligatorio disponer de un esquema interno de recogida y gestión de residuos textiles, para garantizar la separación de sustancias químicas perjudiciales para la salud y bienestar de la biosfera.
 

Más políticas para el cambio hacia un planeta verde

Como hemos visto hasta ahora, la Unión Europea asegura una inminente escasez de agua y demás recursos y una repercusión en las precipitaciones y en el ecosistema de varias especies acuáticas fruto del cambio climático constante provocado por las actividades humanas, reflejado en el proyecto Impressions de la propia Comisión.

Es por ello por lo que cabe destacar la puesta en marcha del plan DSEAR (Plan Nacional de Depuración, Saneamiento, Eficacia, Ahorro y Reutilización del agua) el cual fomenta la inversión y desarrollo de plantas de depuración de aguas residuales de calidad (EDAR).

Estas depuradoras industriales ofrecen propuestas tan innovadoras y sostenibles como la recuperación de materiales en forma de materia orgánica durante el proceso de deshidratación de los fangos para la preservación de la cadena trófica de la fauna y flora del planeta, además de sustituir el agua embotellada por el agua corriente o municipal apta para su consumo, conocida coloquialmente como agua “de grifo”.

Entre otros puntos del plan de la Unión Europea sobre el abastecimiento se incluye una mejora de la red de distribución y tecnológica mediante sondeos y riego inteligente para evitar fugas, auditorías de potabilización, subvenciones económicas para aquellos que sigan un modelo circular del agua y campañas de sensibilización ciudadana.
 

DAGA, modelo innato de economía circular

En DAGA nos hemos comprometido siempre a ofrecerte un agua de calidad contribuyendo al cuidado del planeta, para que las futuras generaciones tengan un lugar mejor donde vivir.

Puedes consultar nuestro blog y nuestros servicios de depuración para formar parte de la gestión y tratamiento inteligente del agua y el medio ambiente.
Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información
Configuración