¿Te resultan familiares las siglas EDAR y EDARI? Ambas hacen referencia a una Estación Depuradora de Aguas Residuales, pero, la i añadida de la segunda especifica que aquella estación recibe aguas residuales de una o varias industrias
 

¿Qué entendemos por Tratamiento de Aguas Residuales Industriales?

La actividad industrial engloba una variedad de procesos que acaban generando aguas residuales de diversos tipos: pueden haber sido usadas en la creación de un producto, en limpieza, para refrigerar… Sea como sea, en su fin pueden contener contaminantes de distinta naturaleza. Para asegurar el cumplimiento de la legislación vigente en el vertido de estas aguas y minimizar su impacto sobre el medio ambiente, este tipo de aguas residuales se especifican como Aguas Residuales Industriales

El Tratamiento de Aguas Residuales Industriales hace referencia al sistema y proceso aplicado a este tipo de aguas contaminadas para que puedan ser devueltas a la naturaleza, ser vertida a la red de saneamiento o, como tercera opción, ser reutilizada. En los tres escenarios, por ley, deben ser depuradas antes. 

Siendo el agua un recurso natural limitado y con todos los problemas de escasez en varios puntos del Planeta detectados en la actualidad y con la normativa cada vez más exigente, la reutilización se ha posicionado como la opción más sostenible y – a la vez – más competitiva. 
 

Procesos del Tratamiento de Aguas Residuales Industriales

Empezábamos el artículo haciendo referencia a la EDARI, que es una Estación Depuradora de Aguas Residuales Industriales, el lugar donde se lleva a cabo todo el proceso de tratamiento de estas aguas. En ella, se realizan distintas técnicas y clases de procesos, dependiendo de los contaminantes que contienen y que deben ser eliminados para poder que las aguas se puedan reutilizar con seguridad. 

Distinguimos tres tipos de procesos: los procesos biológicos, los procesos físicos y los procesos químicos.   
  1. Procesos Biológicos. Su objetivo es eliminar la materia orgánica disuelta y en suspensión (materiales biodegradables, aceites, grases, fósforo, nitrógeno…) convirtiéndola en sólidos sediméntales y gases orgánicos.  
  2. Procesos Físicos. Son aquellos que se deshacen de las partículas contaminantes mediante la separación física como la filtración, flotación, el tamizado… 
  3. Procesos Químicos.  Las aguas que estén contaminadas con sustancias más tóxicas o complejas requieren del uso de productos químicos para procesos como la coagulación, floculación, neutralización de PH u oxidación. 
 
 

La experiencia de DAGA

DAGA lleva más de seis décadas acumulando experiencia en el tratamiento de aguas residuales (EDAR), equipos para la filtración y desbaste de agua de regadío y equipos de tratamiento de efluentes industriales (EDARI). Rejas, tamices, tornillos, decantadores, espesadores, rotores, desengrasadores y desarenadores: la marca cuenta con un amplio catálogo de equipos y maquinaria para poner en marcha las mejores instalaciones, plantas y sistemas.  

Con la misión de optimizar la capacidad de las depuradoras y de plantas en regadíos o industrias internacionalmente, en la actualidad, DAGA está presente en más de 30 países y ya son más de 1.300 las empresas que han confiado en la compañía. 

Buscando siempre ofrecer una gestión eficiente del agua, soluciones personalizadas y asesoramiento técnico, DAGA ha realizado más de 2.500 instalaciones, contando depuradoras urbanas, industriales y regadío. 
Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información
Configuración